Skip to content

El coche del futuro: la personalización como mejor complemento

 

Del mismo modo que podemos elegir los accesorios de nuestro último móvil o tablet, la ultrapersonalización también ha llegado al sector del automóvil. Así, existen en el día de hoy múltiples accesorios de vehículos para satisfacer todas las demandas y gustos de los consumidores. ¿Hasta qué punto podemos customizar un coche para convertirlo en el coche de nuestros sueños? Para lograr esto, los plásticos han desempeñado un papel fundamental, y gracias a ellos podemos tener al alcance de nuestra mano nuestro coche ideal.

Más cerca del futuro gracias a los plásticos

Los plásticos y la automoción han ido de la mano durante muchos años. De hecho, estos se consideran unos materiales imprescindibles en la concepción del coche moderno. Gracias a ellos hemos logrado obtener los mejores parachoques hasta la fecha, capaces de absorber cuatro veces más energía que otros materiales como el acero o el aluminio y así protegernos mucho más. Además, como el plástico es más fácil de moldear, ofrece más flexibilidad en el diseño de los componentes del automóvil y libertad para dotarlo de uno u otro estilo

Los plásticos también tienen un papel fundamental en la sostenibilidad, pues se consideran un gran aliado en la lucha contra el cambio climático y la eficiencia energética ya que aligeran los coches haciendo que consuman menos combustible y emitan menos CO2.

Aliados de los fabricantes

Los plásticos, además, se alzan como un importante aliado en la tecnología y la personalización de los vehículos. Es precisamente la ligereza y la duración de estos materiales los que hoy en día dan la libertad a los diseñadores e ingenieros de crear conceptos de diseño en los vehículos y también son capaces de mejorar el confort de los pasajeros.  Esta personalización se extiende a las cabinas, las superficies, los textiles y la iluminación, así como la propia forma del coche y todos los accesorios externos (tiradores de puertas, los marcos de los retrovisores, las cubiertas de las ruedas, las llantas, …)

Gracias a los plásticos, los fabricantes logran una reducción de costes importante, haciendo posible reparaciones sin necesidad de soldaduras o incluyendo las innovaciones de diseño en la propia línea de producción.

Concretamente, los diseñadores están aprovechando la libertad que los plásticos ofrecen para crear diseños de acristalamiento innovadores. Elementos como los faros delanteros, luces traseras y paneles de techo electrocromáticos que pueden cambiar de transparentes a opacos pulsando solo un botón. ¡Ver para creer!

Fuente: El Economista

La electrónica del vehículo

El sistema eléctrico de un coche solía limitarse a unos pocos componentes. No obstante, en los últimos 20 años, la anatomía eléctrica de los coches ha experimentado grandes cambios, se ha revolucionado, y, gracias a los plásticos, muchos de los sistemas se han podido automatizar: desde sistemas ABS hasta radios por satélite.

El uso de los plásticos en los componentes eléctricos y electrónicos ofrece múltiples ventajas, entre las que se incluyen una mayor flexibilidad en el diseño, una mejor disposición de circuitos y la reducción de materias primas necesarias para fabricar cada componente. De hecho, la electrónica impresa en plástico ya permite prescindir de una gran parte del cableado en el caso de los circuitos y hasta las pantallas, baterías y pulsadores son impresos.

Por ejemplo, los interruptores y los enchufes cada vez son más resistentes y ligeros, y requieren menos mantenimiento gracias a que están hechos de plásticos. También afecta a los conectores, donde recientes innovaciones han comenzado a utilizar versiones recicladas de plásticos como el nylon.

Su aplicación llega hasta lo más puntero en tecnología. GPS integrados, pantallas táctiles, sistemas de reconocimiento automatizado de la conducción o las luces más innovadoras son posibles gracias a la aplicación de estos materiales en el sector.

¿Qué será lo siguiente?

El proceso de la ultrapersonalización ya ha comenzado, y va a ser difícil pararlo. ¿Te imaginas poder elegir el color del salpicadero, la tapicería de los asientos y añadir los últimos gadgets tecnológicos a tu coche nuevo? Esto ya es posible gracias a la versatilidad de los plásticos, pero, ¿y qué más podemos esperar?

El desarrollo de nuevos materiales plásticos nos ofrece un abanico de oportunidades que serán utilizados en el coche del futuro. ¿Podremos cambiar a nuestro antojo los colores de las puertas? ¿Podremos crear asientos con nuestra forma? ¿Y elegir el olor que más nos guste dentro del vehículo?

Las investigaciones ya están encima de la mesa, ahora solo falta que los conductores dejen volar su imaginación.

 

Fuente: Top Concesionarios

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar