Skip to content

El coche del futuro: la seguridad como eje central

A la hora de elegir un coche nos fijamos en muchas cosas siendo una de las más relevantes la seguridad. Los cinturones de seguridad, los sistemas de retención infantil, los airbags o el parachoques, son elementos que intervienen en la seguridad de los automóviles y están hechos de plástico. Sin estos materiales, la seguridad sería mucho menor. ¡Veamos todo lo que los plásticos hacen por la seguridad en los coches!

¿Cuánto plástico lleva mi coche?

El uso de los plásticos en la fabricación de vehículos se remonta a los años 20 y, hoy en día, es difícil imaginar un vehículo que no utilice plástico. Un coche moderno medio que pese 1.500kg contiene entre un 12%-15% de materiales plásticos. Esto equivale a más de 2.000 piezas de todos los tamaños y formas, desde las luces hasta los parachoques, partes del motor, pantallas, techos, airbags cinturones… ¡se podría decir que el plástico es parte de la esencia del coche! Es por esto por lo que no debería sorprendernos que el plástico sea el segundo material más utilizado en la automoción después del metal.

Los mayores avances en la seguridad han sido gracias a los plásticos

Una de las promesas de los vehículos autónomos es que reducirán drásticamente las colisiones gracias entre otras cosas a su sensorización. Pero, mientras se da esa transición, esos accidentes que a medio plazo parece que podrían ser evitables, siguen produciéndose. La seguridad es crítica y fundamental. Los cinturones, los airbags, las capas interiores de los parabrisas, los elementos de seguridad para los peatones en caso de colisión, los salpicaderos acolchados y los propios sensores son, entre muchos otros, objetos que sin el plástico no existirían.

De entre todos los materiales de seguridad hechos de plástico, los airbags son una de las innovaciones de seguridad más importantes de las últimas décadas. Gracias a ellos las muertes de conductores en colisiones frontales se reducen un 29%.

El uso de los plásticos en automoción que ayudan a la seguridad a día de hoy

Hoy en día existe una gran cantidad de objetos en nuestro automóvil que está hecho de plástico. Aquí te mostramos cuáles son las principales piezas hechas de esos materiales.

El presente y el futuro de los plásticos en tu coche

A día de hoy el uso de los plásticos en los automóviles es crucial para una conducción segura, pero el futuro no está exento de importantes retos asociados a la mejora de esa seguridad. Para hacerles frente, los fabricantes de automóviles y la industria de los plásticos identifican un conjunto de prioridades mientras, entre todos, andamos el camino hacia el coche del futuro.  Veamos qué aplicaciones tienen a día de hoy la inmensa oportunidad que estos ofrecen de cara a la movilidad del futuro.

Interior

Los elementos de seguridad del interior, como los cinturones de seguridad y los airbags, están fabricados con materiales como el nylon, muy resistente al desgarro, para ayudar a proteger al conductor y pasajeros en caso de colisión. Algunos fabricantes están incluso utilizando plásticos reciclados y plásticos procedentes de fuentes renovables en innovadoras aplicaciones interiores, como la tapicería y las espumas utilizadas para amortiguar los asientos de los pasajeros.

Las prioridades para mejorar la seguridad en el interior del vehículo están relacionadas con la asequibilidad de los avances, con foco en la inversión en diseños innovadores y una capacidad de fabricación más eficiente. Técnicas de seguridad innovadoras como este cinturón hinchable hecho de plástico.

 

Carrocería y exterior

En el caso concreto de la carrocería, las aplicaciones de los plásticos para la mejora de la seguridad son múltiples. Por ejemplo, rellenando las estructuras huecas de paredes finas de los vehículos -como las zonas entre las ventanas, los paneles de las puertas, los parachoques o los marcos del coche- con espuma plástica rígida se puede mejorar la resistencia estructural del vehículo sin añadir un peso significativo. En el caso del parachoques, cuando está hecho de materiales plásticos, puede pesar hasta un 50% menos y absorber de cuatro a cinco veces más energía que el acero o el aluminio. Además, los parabrisas son más resistentes a las roturas gracias a una fina capa de plásticos intercalada entre dos capas de vidrio, que es más ligera y fuerte que el vidrio templado.

Desde los parachoques hasta los paneles de la carrocería, pasando por los cristales de seguridad laminados y los asistentes de aparcamiento traseros, las actividades de investigación están concentradas en la gestión de la energía que resista la intrusión del vehículo, que impidan el aplastamiento del techo y reduzcan el peso de la carrocería y el exterior sin comprometer las prestaciones de seguridad.

Potencia y chasis

Los depósitos de combustible de plástico tienen varias ventajas con respecto a los depósitos de combustible de acero tradicionales, que son propensos a la corrosión del combustible y de elementos exteriores como la suciedad, la sal y los productos químicos de la carretera. Un depósito de combustible de plástico fabricado con polietileno de alta densidad (HDPE) es inerte a los entornos corrosivos del interior y el exterior del depósito.  Un depósito de combustible de plástico también tiene una característica de seguridad clave: como puede fabricarse como una sola pieza sin uniones soldadas, ¡no hay costuras que puedan fallar en caso de colisión!

La investigación en este ámbito se centra en los componentes que generan y suministran potencia, que incluyen el chasis y sus partes funcionales. Las prioridades de I+D incluyen la búsqueda de ingeniería e investigación para el diseño con plásticos, la exploración de nuevas formas de optimizar la seguridad y la eficiencia del combustible, ampliando las capacidades de modelado predictivo para materiales compuestos, y desarrollar los nuevos componentes de seguridad que serán necesarios para los futuros vehículos alternativos y opciones de tren motriz.

Ocurra lo que ocurra en los próximos años, podemos afirmar sin ningún tipo de dudas que el futuro -y no solo en la automoción- será más seguro gracias a los plásticos.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar