Skip to content

Las mascarillas también son para el verano

¡Por fin es verano! Y por si todavía quedaban dudas, este año, la mascarilla se convierte oficialmente en el mejor complemento del bañador. Si no quieres llevarte un disgusto, échate protector solar, porque la mascarilla no protege frente a los rayos UVA y UVB. 

Con el fin de hacer frente a la crisis sanitaria, así como de evitar posibles rebrotes, las medidas de la llamada nueva normalidad dictan que todas las personas de 6 años en adelante están obligadas a usar mascarilla en espacios al aire libre cuando no se pueda mantener la distancia interpersonal de 1,5 metros. 

Esto incluye piscinas, playas, terrazas… ¡con el calor que hace! Si ya nos cuesta respirar bien cuando llevamos un tiempo paseando ¿qué haremos cuando alcancemos los 40 grados a los que llegan muchas comunidades autónomas en pleno verano?  

Para las altas temperaturas los expertos recomiendan las mascarillas higiénicas o quirúrgicas, ya que estas no se ajustan a la cara por completo y la transpiración es mayor, por lo que se concentra menos el aire caliente y sudoración.  

Es necesario lavarse las manos antes y después de ponérsela y quitársela, asegurarse que tapa bien nariz y boca y, bajo ningún pretexto, ponérsela en el codo, en la frente, la barbilla o el cuello, ni para estornudar ni para hablar por teléfono.   

En el momento de quitárnosla para bañarnos o tomarnos un refrigerio veraniego, es importante que la dejemos guardada en una bolsa o recipiente (no es aconsejable meterla en el bolso o el bolsillo directamente), así evitaremos que se vuele y acabe en el suelo o, aún peor, en el mar.  

Pese a que su uso nos parezca tedioso e incómodo, es imprescindible que las llevemos para protegernos unos a otros, pero igual de importante es tirarlas donde se debe una vez han cumplido su función y tiempo de uso.  Una mala gestión de este residuo puede llegar a causar el problema que estamos intentando evitar con su uso.  

Recuerda que los guantes y mascarillas deberán ir al contenedor de restos, ¡nunca al amarillo! 

Desde el sector de los plásticos hemos estado y seguimos estando a plena disposición de lo que se necesite ante esta situación de excepcionalidad que estamos viviendo. No obstante, el papel que tenemos como individuos de cuidar el medioambiente es muy importante, sobre todo este verano. Demos ejemplo unos a otros y evitemos inundar nuestros pueblos, mares y montañas de mascarillas y guantes mal desechados. 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar